El Gobierno Vasco destinará 4 millones de euros para el impulso de la Economía Social y Laboral Kutxa otros 50, gracias al convenio con el Fondo Europeo de Inversiones

El Gobierno Vasco destinará 4 millones de euros para el impulso de la Economía Social y Laboral Kutxa otros 50, gracias al convenio con el Fondo Europeo de Inversiones

28/09/2017

La Consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco, María Jesús San José anunció que las ayudas destinadas al impulso de la Economía Social en Euskadi contribuirán a la implantación de más de 200 nuevos proyectos empresariales y a la creación de más de 800 nuevos empleos. Por su parte, la nueva línea EaSI Social de Laboral Kutxa, la de mayor importe a nivel europeo, facilitará la concesión de préstamos y cuentas de crédito a proyectos promovidos por empresas que tengan un impacto social positivo.

La Consejera de Trabajo y Justicia ha hecho balance de las convocatorias de ayudas destinadas a la Economía Social que en 2017 ascenderán a casi 4 millones de euros, lo que representa un incremento del 17% con respecto al año anterior. También ha explicado que la mitad del importe total de las ayudas se destina a la creación de nuevas empresas de Economía Social. “La previsión es cerrar el ejercicio 2017 con la creación de aproximadamente 230 proyectos empresariales que sumarán un total de 850 empleos”. Además de favorecer la creación de nuevas iniciativas empresariales, las ayudas también dan respuesta a las principales demandas del sector de la Economía Social, fortalecen las entidades que la conforman, mejoran las condiciones en las que ejercen su actividad y hacen posible que, sin perder su localización y fuerte arraigo en el territorio, puedan salir al exterior en busca de nuevos mercados, ganar en tamaño y competitividad.

Laboral Kutxa y el Fondo Europeo de Inversiones

Por su parte, la línea EaSI Social de Laboral Kutxa facilitará préstamos y cuentas de crédito de hasta 500.000€ a empresas de economía social con facturaciones inferiores a 30 millones de euros. Además, no solicitará garantías hipotecarias a los destinatarios y se ha comprometido a conceder el total de los 50 millones en un plazo de 30 meses.

La iniciativa pretende lograr un impacto social positivo y medible, para lo cual se han establecido una serie de indicadores que tienen en cuenta el impacto generado en función del tipo de actividad del solicitante de la financiación. Se han establecido cuatro apartados de actividad:

1.- Integración social.

2.- Salud.

3.- Conocimiento y enseñanza.

4.- Empresas industriales, productivas, agrícolas y otros servicios.

Fuente: Gobierno Vasco, Laboral Kutxa

volver