Opinión: Alfredo Ispizua, Director de Economía Social del Gobierno Vasco

Opinión: Alfredo Ispizua, Director de Economía Social del Gobierno Vasco

30/09/2015

La Dirección de Economía Social del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco participa de la estrategia del Departamento en el mantenimiento del empleo en nuestro país y en la reactivación del mismo. También implementa políticas para fomentar todo lo relacionado con el sector cooperativo y de las demás entidades de la economía social de Euskadi.

 

En su actuación ordinaria, la Dirección trabaja básicamente tres ámbitos funcionales: la potestad competencial propia del Gobierno de Euskadi en el ámbito de las cooperativas, el eficaz desenvolvimiento del Registro de Cooperativas de Euskadi y la elaboración y gestión de las políticas públicas del gobierno para el fomento y el refuerzo de la economía social vasca.

 

En el ámbito normativo, estamos trabajando en la elaboración de un texto refundido de ley de cooperativas vasca con modificaciones puntuales de la misma

 

La gestión cotidiana del Registro implica el abordar las tareas propias inherentes a las competencias registrales, a la vez que controlar la realidad de las infracciones y sanciones que se pudieran producir en materia de las sociedades de economía social propias de la Dirección.

 

De singular importancia en dicha materia registral de cooperativas y sociedades laborales resulta la adaptación de todo el soporte material a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, que implica la implantación de un sistema eficiente de Registro Telemático de las Sociedades de Economía Social, posibilitando y facilitando en la medida de lo posible el acceso de los ciudadanos al servicio público registral.

En el ámbito del fomento de la economía social, de su impulso, defensa y promoción, es objetivo prioritario la ayuda material concreta y del asesoramiento para crear y mantener empresas de economía social. También se destinan importantes recursos para ampliar y reforzar el capital social así como la base societaria de las empresas de economía social, facilitando la suscripción de la aportación obligatoria de determinados colectivos.

 

La creación y consolidación de un tejido asociacional fuerte y eficiente centra una parte importante del esfuerzo de la Dirección, en coherencia con el convencimiento de que la cooperación es un valor a preservar y fomentar.

 

Así mismo, otro de los vectores importantes del fomento cooperativo lo constituye la formación y difusión de la economía social, con especial atención al ámbito universitario.

 

Se continúa también, con la implantación de herramientas avanzadas de gestión empresarial a las empresas de economía social y con la incorporación de socios para ampliar la base societaria.

 

Se pretende finalmente, profundizar en la creación de canales y fórmulas para avanzar en la intercooperación entre empresas de economía social.

 

En el área censal y estadístico, se continúan realizando las Cuentas de la Economía Social, de carácter bianual, y avances anuales, para disponer de un censo actualizado de todas las familias de la economía social radicadas en Euskadi, conocer sus parámetros económicos principales, realizar estudios comparativos, detectar necesidades cuantitativas y cualitativas y en definitiva, servir de soporte para el diseño de futuras políticas públicas.

 

volver