Opinión: Baleren Bakaikoa Azurmendi, director del Instituto GEZKI y presidente del OVES/GEEB

Opinión: Baleren Bakaikoa Azurmendi, director del Instituto GEZKI y presidente del OVES/GEEB

31/10/2014

El año 2013 está a punto de finalizar y es hora de hacer balances globales y sectoriales de lo que ha acontecido a lo largo de este tortuoso año en la Economía Social vasca, la cual, igual que la economía general, sigue inmersa en la Gran Recesión que comenzó en 2008. Esta recesión continuará el próximo año aunque algunos agoreros gubernamentales nos quieran hacer creer que los “brotes verdes” están a punto de hacer presencia en nuestra maltratada sociedad.

La Gran Recesión está afectando a las empresas de la Economía Social, y no poco. Así, la emblemática cooperativa Fagor Electrodomésticos de la Corporación Mondragon ha entrado en concurso de acreedores y ésta ha arrastrado a otras numerosas empresas proveedoras, entre ellas varias cooperativas, con el consiguiente incremento del paro, ya de por sí muy elevado.

Es evidente que las entidades de la Economía Social están perdiendo empleo, sin embargo, esta pérdida es más suave que en las empresas tradicionales capitalistas, tal como se deduce de los datos aportados por el Informe de la Economía Social Vasca 2012, elaborado por OVES-GEEB. Esperemos que cuando se computen los datos del paro del presente año, a pesar del aumento del desempleo provocado por Fagor Electrodomésticos, todavía podamos sostener que el crecimiento dicho desempleo del sector de la Economía Social vasca es inferior que la padecida en otros sectores de nuestra economía.

A la hora de hacer balance de lo que ha acontecido en el Economía Social vasca no podemos de dejar de mencionar la puesta en marcha, por primera vez, del Master de Economía Social y Solidaria en la Universidad Pública vasca el presente curso académico 2013-2014. Este Master está abalado por Konfekoop, ASLE, Hirekin, Ehlabe y Reas-Gizatea lo que nos indica la existencia de una confluencia de intereses y complicidades de las principales organizaciones de la Economía Social vasca con nuestra Universidad Pública.

Después de realizar un tortuoso camino de evaluación a lo lardo del curso académico precedente, en septiembre se puso en marcha dicho Máster. Todo indica que las expectativas eran muy elevadas y prueba de ello fue el gran número de estudiantes que se preinscribieron, tanto nacionales como extranjeros. Lamentablemente no pudimos matricular a todo el alumnado solicitante porque la normativa de masteres no permite tener más que un determinado número de estudiantes por master, con el fin de garantizar una buena calidad docente.

La docencia reglada del Master de la Economía Social y Solidaria está siendo complementada con seminarios y jornadas sobre esa materia, lo cual también aumenta el interés del alumnado a la hora de elegir los estudios de postgrado, aunque la mayoría de los participantes en estos estudios lo hacen por vocación. Además, en la actualidad las expectativas de encontrar empleo en las empresas tradicionales o en el sector público no son elevadas, por lo que el autoempleo y las empresas participadas presentan mayores atractivos.

Para que el alumnado del Master obtenga el correspondiente título tiene que realizar prácticas durante 270 horas en alguna empresa de la Economía Social, así como escribir un trabajo de fin de master. Algunos estudiantes tienen empresas de Economía Social donde pueden llevar a cabo dichas prácticas, quedando otros pendientes de asignarles empresas donde enriquecerán los conocimientos académicos adquiridos a lo largo de estos meses, para lo cual contamos con la ayuda de las organizaciones empresariales de este sector.

Una vez finalizados los estudios de Master, los egresados estarán en condiciones idóneas para acceder el mercado laboral, mientras que algunos de ellos continuarán sus estudios en el programa de doctorado. El alumnado que opte por la vía profesional podrá contar con el apoyo del Servicio de Empleo de la Universidad Pública vasca, tanto como para encontrar trabajo en el mundo empresarial, como para crear su(s) propia(s), que en nuestro caso serían empresas de Economía Social.

Todos/as esperamos que 2014 sea algo mejor que el año en curso y que las empresas de la Economía Social vasca remonten el vuelo y continúen generando empleos. Así, nuestro alumnado del Master de Economía Social y Solidaria tendrá mayores opciones de encontrar un o crear un puesto de trabajo satisfactorio.

 

Baleren Bakaikoa Azurmendi

Catedrático de Economía Aplicada en la UPV/EHU

Director del Instituto GEZKI y presidente del OVES/GEEB

volver