Opinión: Jon Morandeira técnico del OVES

Opinión: Jon Morandeira técnico del OVES

15/02/2013

Una vez resuelta la definición de la Economía Social, por lo menos desde el ámbito institucional, es la hora de profundizar en la cuantificación de la actividad realizada por el conjunto de la Economía Social.

Desde los centros de investigación en materia de Economía Social, como es el caso del Observatorio Vasco de Economía Social, también la nueva Ley 5/2011 supone una oportunidad importante.

Por un lado, porque se establece qué entidades son las que forman la Economía Social. Se amplía el concepto tradicional de Economía Social centrado en las Cooperativas y Sociedades Laborales hasta un término que abarca a un mayor número de entidades. Aunque esta definición e identificación dota al término de Economía Social de un carácter dinámico importante dado que lejos de cerrar las puertas deja un resquicio para futuros debates con base en la posibilidad de aparición de nuevas entidades que cumplan con los criterios establecidos.

Se establece que podrán formar parte de la Economía Social aquellas entidades que realicen actividad económica y empresarial, cuyas reglas de funcionamiento respondan a los principios enumerados, y que sean incluidas en el catálogo de entidades. Por tanto, posibilita el debate en cuanto a la inclusión de entidades que aunque no hayan optado por formas jurídicas o institucionales ya incluidas en la Economía Social, por sus principios orientadores puedan ser vinculados a este mundo.

Por otro lado, porque la Ley señala que se adoptarán las medidas necesarias para garantizar información estadística de la Economía Social. Así, se podrán solventar las dificultades existentes para la obtención de información socioeconómica para toda la Economía Social, tal y como constata el último Informe de Situación de la Economía Social Vasca, al detectar la necesidad de fomentar un sistema de recopilación de información sobre las diferentes entidades para poder realizar una mejor visualización de la realidad de la Economía Social por medio de estadísticas rigurosas y fiables.

En este sentido, son relevantes las recientes propuestas realizadas por parte de distintos Grupos Parlamentarios de la Cámara Vasca respecto a la unificación y racionalización de las Registros de las entidades de Economía Social. Aunque el tema requiere de un riguroso estudio previo.

Propuestas estas ya planteadas por el OVES y el Instituto GEZKI en la comparecencia ante la Comisión de Políticas Sociales, Trabajo e Igualdad del Parlamento Vasco del pasado 14 de febrero de 2012. Parece que las cosas empiezan a moverse.

volver